Las 6 cosas que usted nunca quiere decir al planear la boda

Rate this post

Fotograf√≠a de bodas de ensue√Īo

Sabemos que planear una boda puede hacerte sentir un poco, bueno, ansioso y no a ti mismo. Esto significa que puede que no siempre estés pensando en el estado de ánimo correcto. Aunque las lágrimas, los ánimos y otras emociones pueden aumentar durante este tiempo emocionante, pero a veces estresante, usted debe hacer lo mejor que pueda y no dejar que la presión de la planificación le haga decir algo de lo que se arrepienta. Sabemos que puede ser difícil mantener la calma cuando se trata de presupuestos, suegros, y otros detalles que vienen con la planificación de una boda, por lo que estamos aquí para ayudar a mantenerte en línea durante todo el proceso. Aquí hay seis cosas que no debes decirle a tu prometido(a) mientras planeas el gran día.

Trata de hacer lo mejor que puedas para evitar decir estas cosas durante la planificación de la boda.

“No me importa”.

Aunque pienses que le est√°s haciendo un favor a tu prometido(a) diciendo que no tienes preferencia en ciertas decisiones relacionadas con la boda (como los centros de mesa o los favores), esta actitud de “lo que sea” en realidad pone m√°s de una carga en tu pareja. Decir “No me importa” hace que parezca que no est√°s interesado en la decisi√≥n, lo que puede hacer que tu prometido(a) se sienta estresado(a) y sin apoyo. Incluso si realmente no tiene una preferencia, trate de dar la mayor cantidad de informaci√≥n posible. Esto har√° que se sientan como un equipo cuando se trata de tachar cosas de su lista de cosas por hacer.

“Tus padres son tan molestos.”

Lo entendemos, los suegros dominantes realmente pueden hacer que te vuelvas loco cuando est√°s intentando que todo est√© listo para tu gran d√≠a. Sin embargo, tienes que recordar que ahora son parte de tu familia. Esto significa que si est√°s constantemente quej√°ndote y dici√©ndole a tu futuro c√≥nyuge que no puedes soportar a su mam√° o a su pap√°, esto puede ser cruel e irrespetuoso. Por mucho que tus suegros te llamen o te molesten sobre peque√Īas cosas, ten en cuenta que s√≥lo est√°n tratando de ayudar y est√°n s√ļper emocionados por el gran d√≠a.

“Oops….agot√© el l√≠mite de nuestra tarjeta de cr√©dito.”

Decir que has sobrepasado el límite de la tarjeta de crédito o que te has pasado del presupuesto mientras planeas la boda definitivamente causará tensión. Sí, sabemos que una pared de flores lujosa es una adición magnífica a cualquier boda, pero si está fuera de su presupuesto no derroche para hacerla funcionar. Actuar de forma descuidada y comprar cosas que ambos saben que no pueden permitirse dará lugar a peleas, estrés y probablemente tener que decir que no a otros detalles de la boda que realmente querías. Recuerde sentarse y hablar de lo que ambos están dispuestos a gastar antes de seguir adelante y decir que se pasó del presupuesto.

Russell-Killen Fotografía

“Tu hermano no va a estar en la fiesta de la boda.”

Similar a decir que no puedes soportar a tus futuros suegros, el no llevarse bien con los hermanos de tu prometido(a) puede f√°cilmente causar un drama similar al de Kardashian. As√≠ que quieres asegurarte de que est√©n involucrados en la boda, y que te quedes en buenos t√©rminos. Ya que b√°sicamente est√°s ganando otro hermano, hacer que ellos jueguen un papel en tu boda es una buena manera de decir que est√°s emocionado de ser parte de la familia. Sin embargo, si usted no se est√° llevando bien con un hermano en la ley, trate de mantener la paz y construir una relaci√≥n con √©l o ella. Le sugerimos que lleve a su futuro cu√Īado a cenar o a tomar una copa para que puedan pasar un buen rato juntos. Si √©l o ella sigue causando problemas, comunique sus preocupaciones a su(s) prometido(s) de manera cort√©s-no prohibi√©ndoles autom√°ticamente la entrada a la fiesta de bodas.

Consejo: Si vas a tener una fiesta de boda m√°s peque√Īa, puedes incluir al hermano o hermana de tu pareja en la ceremonia haci√©ndoles lectores o acomodadores durante el servicio.

“Est√°s siendo un loco.”

Esto puede ser muy sencillo, pero usted nunca querr√° llamar a su prometido(a) loco(a) o a una “novia” o “novio(a)” durante la planificaci√≥n de la boda. Aunque parezca que est√°n reaccionando exageradamente a ciertas situaciones, decir que han perdido la cabeza s√≥lo llevar√° a una pelea o a que uno de ustedes tenga que dormir en el sof√° durante la noche. En lugar de insultar, aborde el tema que los est√° llevando a actuar de manera diferente. O mejor a√ļn, planee una noche en la que no hable de la planificaci√≥n de la boda en absoluto. Establecer un momento en el que los dos puedan estar juntos sin hablar de las tareas de la boda ayudar√° a su pareja a refrescarse y a sentirse como ellos mismos de nuevo.

“Es mi boda”.

No, es nuestra boda. El matrimonio es un v√≠nculo entre dos personas, no s√≥lo una excusa para tener una gran fiesta. S√≠, una novia por lo general viste de blanco y seguro que mucha de la atenci√≥n puede estar centrada en ella, pero esto no significa que el d√≠a gira en torno a una persona. Decir “bueno, es MI boda” podr√≠a desanimar a tu prometido(a) de planear la boda. En su lugar, tenga en cuenta que el d√≠a es sobre los dos y aseg√ļrese de que los detalles de la boda, como los elementos de decoraci√≥n, las selecciones de men√ļ y m√°s reflejan sus dos personalidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *