¬ŅDeben sus damas de honor elegir sus propios vestidos?

Rate this post

La Cámara Fotografía de Boda y Cinematografía

¬ŅPiensas dejar que tus damas de honor usen el vestido de dama de honor que quieran? Lee esto primero.

Pedirle a un amigo que sea tu dama de honor puede parecer lo suficientemente inocente al principio, pero a medida que la planificaci√≥n de la boda avanza, tanto la novia como la doncella descubrir√°n que hay mucho m√°s de lo que se espera de la posici√≥n que el bullicio de un vestido antes de que empiece el baile. Fiestas para organizar, madres para calmar y derretirse para mediar sobre Gchat, por ejemplo. Es posible que te sientas abrumado al pedirle a tus amigos que firmen su vida por este nivel de aprendizaje. S√© que lo hice. As√≠ que para evitar que nadie se queje de inmediato, decid√≠ darles la opci√≥n de usar el vestido de dama de honor que quisieran. Se sent√≠a como una forma genial de eludir cualquier acusaci√≥n de noviazgo. Y una cura para el estereot√≠pico vestido rosa de Pepto que acecha las peores pesadillas de las sirvientas. ¬ŅQu√© podr√≠a salir mal?

Les di a mis hijas una paleta de colores liberal (“pasteles polvorientos”), les dije que cualquier cosa que eligieran deb√≠a ser a lo largo del piso, y las dej√© sueltas. A su vez, cada sirvienta se ver√≠a y se sentir√≠a mejor, y lo m√°s importante, todas me querr√≠an por ser tan fr√≠a. Pero no funcion√≥ as√≠. Mis hijas estaban abrumadas por la elecci√≥n y estresadas porque yo les hab√≠a pasado una de mis enormes responsabilidades de planificaci√≥n. La ansiedad pesada, los correos electr√≥nicos fren√©ticos, y una gran cantidad de compras y devoluciones se produjeron.

¬ŅEst√° pensando en probar la tendencia de elegir su propio estilo para su propio equipo? Esto no quiere decir que no tengan ning√ļn inter√©s en ello, o que nunca funcionar√°. Lo que estoy diciendo es que ahora que estoy en el otro lado, har√≠a las cosas un poco diferente, para que mis amigos pudieran disfrutar de su libertad, no enloquecer por ello. Algunos consejos:

Sienta quién quiere más dirección, y quién quiere menos.

A algunas de sus sirvientas les encantar√° ir de compras. Para otros, puede ser tan agradable como un viaje a un igl√ļ ginecol√≥gico. Sin mencionar que comprar ropa formal es un tipo de infierno muy singular. Si esto es realmente una experiencia personal para cada mujer, tr√°tela como tal. D√©le a los adictos a las compras una correa m√°s suelta y d√©jelos enloquecer en ASOS.com, pero gu√≠e a los temerosos a trav√©s de una tarde llena de mimosa en BHLDN, con su propio estilista de modales suaves llamado algo pr√≥ximo, como Emma.

Inicia un Google Doc con inspiración.

Incluso si les est√°s dando toda esta libertad, es un gesto amable (y en cierto modo tu trabajo, ¬°lo siento!) para que empiecen con algunas opciones, tanto para mostrarles tu visi√≥n como para simplemente ayudarlos si se sienten atascados. Mi brillante amiga Sophia tuvo esta idea al final del juego, cuando nos acerc√°bamos al d√≠a de mi boda y la mitad de mis doncellas estaban desnudas debido a mi laissez-fail. Soph se encarg√≥ de redondear los vestidos asequibles, los separa y los trajes de salto en todos los colores correctos, anot√°ndolos con descripciones y compil√°ndolos en un correo electr√≥nico de grupo. Ayud√≥ a que todos se movieran en la direcci√≥n correcta. ¬ŅMi reco? Comienza uno de estos antes de preguntar a tus damas de honor! El choque de “Sigue tu propio camino” ser√° menos loco si tienen un tesoro de enlaces inspo para examinar desde la puerta.

No digas “No me importa”.

Es TAN tentador usar estas tres palabras liberalmente mientras tu bridechilla sale de la c√°rcel cuando las cosas se ponen dif√≠ciles. Se lo dije mucho a mis criadas cuando me pidieron ciertos permisos para vestirme (“¬ŅEs demasiado brillante?” “¬ŅPuedo usar pantalones?”). No quise decir eso de una manera mezquina, pero decir: “¬°Tienes la m√°xima libertad porque te quiero!” A√ļn as√≠, definitivamente no sali√≥ de esa manera. En todos los casos, “No me importa” se dice como si no te importara. A tus damas de honor les importa lo suficiente como para hacer preguntas para asegurarse de que est√°n haciendo lo que t√ļ quieres, y es tu trabajo cuidarlas. Esta es tu boda, y es sobre ti. Tienes que preocuparte. Por eso nadie est√° haciendo nada de esto, chica.

No olvides que tus doncellas tienen vidas.

Quer√≠as darles rienda suelta para que parecieran relajados, ¬Ņverdad? Entonces, ¬Ņpor qu√© la caza de vestidos para tu boda se est√° convirtiendo en un segundo trabajo para tu amiga Jess y le est√° dando una √ļlcera? Recuerda: lo bueno de los vestidos a juego que elijas es que tus damas de honor ni siquiera tienen que pensar en ellos. O pase un fin de semana tras otro cazando uno a la sombra perfecta de un gris√°ceo. Cuando les pidas a tus hijas que elijan su propio look, aseg√ļrate de estar disponible las 24 horas del d√≠a, los 7 d√≠as de la semana para ofrecerles ayuda, opiniones, recobros en las tiendas y cualquier otra cosa que pueda agilizar el proceso y hacer que vuelvan a sus vidas. Se preocupan por lo que llevan puesto, pero quieren complacerte m√°s que nada. Y en el menor tiempo posible.

Rechazarlo si no funciona.

Como tantas partes de la planificaci√≥n de tu gran d√≠a, tuviste una gran, maravillosa y soleada idea de c√≥mo se desarrollar√≠a todo esto: Tus doncellas se divertir√≠an mucho eligiendo sus trajes, se sorprender√≠an de lo fr√≠o que eres, te nominar√≠an para el Premio Nobel de la Paz, coordinar√≠an impecablemente el d√≠a de tu boda, el d√≠a de tu boda ser√≠a de 75 grados y soleado, ¬°y saldr√≠as en cada blog! Pero aqu√≠ hay algo que debe recordar durante su viaje de planificaci√≥n: Tantas cosas no saldr√°n como las planeaste. Y si la cosa de elegir tu propia aventura de la moda implosiona en el d√≠a 14, y parece que ser√° una batalla cuesta arriba a partir de entonces, simplemente…. deshazte de ella. ¬°Eso est√° bien! ¬°T√ļ eres el jefe! Eso no significa que todos tengan que vestirse como princesas de Disney. Todav√≠a hay muchas opciones para las damas de honor que coordinan muy bien, y todo el mundo respirar√° un suspiro de alivio una vez que se hayan ordenado los vestidos y est√©n un paso m√°s cerca de esa brillante tierra prometida: Barra libre.

Todas las bromas a un lado Рesto puede funcionar, y debería funcionar, porque los resultados son hermosos! En mi boda, ver la apariencia de mis damas de honor reunidas en grupo por primera vez fue uno de los momentos más emocionantes. Todo el mundo se veía precioso, y yo me sentía seguro sabiendo que ellos se sentían seguros. Mi dama de honor usaba pantalones, y la gente sigue hablando de lo impresionante que se veía. Y en mis fotos, cada mujer brilla a su manera espectacular.

Entonces, ¬Ņquieres la comida para llevar? Tus damas de honor son tus amigas. Tus hermanas. Primos. Compa√Īeros de cuarto en la universidad. Olv√≠date de la obsesi√≥n de “Nunca debes ser novia” y haz que sea una prioridad tratar a tus damas de honor como los amigos y la familia que son. Si lo tienes en cuenta, no cometer√°s ning√ļn error. Y el d√≠a de su boda, todos se ver√°n (y se sentir√°n) absolutamente perfectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *