Consejos para las novias que aman los rayos UV

Durante el Renacimiento y la edad de oro de la corte de Luis XIV, nada era tan apreciado como la piel blanca. Fue entonces una señal de refinamiento y nobleza, ya que sólo los campesinos, que trabajaban duro en el campo, estaban bronceados, reflejando en su piel la miseria de su vida cotidiana.

Luis XIV mantuvo la blancura de su piel con mucho polvo de arroz. Varios siglos más tarde, la tendencia se invirtió totalmente, y ahora es la tez bronceada la que está de moda. En la preparación de su boda, usted ciertamente quiere estar lleno de vitalidad y tener una hermosa piel bronceada. ¿Qué pasa si estás bastante pálido y el sol no quiere ayudarte?

Hace algún tiempo, propusimos un artículo sobre las diferentes formas de usar una tez bronceada para su boda, hoy, nos centraremos en los rayos UV.

En primer lugar, le recordamos que no debe abusar de los rayos UV. Las Ultra Violetas contienen moléculas que, si usted sobreexpone su piel a ellas, pueden causar daños irreversibles.

Pero si usted es un irreductible, aquí hay algunos consejos de uso:

  • Planee alrededor de diez sesiones, espaciadas con 48 horas de separación para fijar su bronceado. De lo contrario, estarás bronceado, sí, pero tu bronceado desaparecerá tan repentinamente como apareció.
  • Si tiene la piel muy clara, no realice sesiones de más de 5 minutos para comenzar. Aumentarás gradualmente la duración de tus sesiones.
  • Para lograr un resultado óptimo para el día D, comience uno o dos meses antes de la boda.
  • Sobre todo, no acuda a ningún centro y consulte a especialistas antes de tomar sus decisiones. Los rayos UV, como el sol, no están exentos de peligro.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *