Cómo elegir a las damas de honor cuando no tienes amigos

Rate this post

Si estás comprometida, pensando en tu posible fiesta de bodas, y considerando cómo elegir damas de honor cuando sientas que no tienes amigos, no te asustes: Le pasa a más novias de lo que crees. Estamos acostumbrados a ver bodas con novias con 10 damas de honor de profundidad en estos días, pero en realidad, los estándares de las damas de honor son tan flexibles como todo lo demás con las bodas modernas. Todos hacemos las fiestas nupciales de manera diferente, y ciertamente no todos nosotros tenemos una cábala de mejores amigas a nivel de hermanas para estar a nuestro lado en el día de nuestra boda. Eso no significa que no puedas tener una boda increíble.

He aquí cómo elegir damas de honor cuando no tienes amigos (para tu información, *tienes* amigos, te lo prometo).

Redefinir “amigo”.

A menudo pensamos en los amigos como personas ajenas al trabajo y a la familia, a quienes conocemos s√≥lo por vivir la vida , pero los amigos pueden venir de cualquier parte. Y si est√°s considerando c√≥mo elegir damas de honor cuando no tienes amigos, recuerda que tu t√≠a puede ser una de tus mejores amigas, o tal vez tu esposa de trabajo. ¬°Tu primo var√≥n, incluso! Cambia la forma en que defines “amigo” y te dar√°s cuenta de que tienes un mont√≥n de relaciones cercanas y de apoyo en tu vida que ser√≠an excelentes para las novias. Porque, oye, no todas est√°bamos en hermandades en la universidad y tenemos el lujo de tener 25 mejores amigas residuales. No hay criterios para qui√©n califica como dama de honor, y tampoco hay criterios para qui√©n califica como amiga.

Expanda sus horizontes.

Justo alrededor de la edad de la boda resulta ser, por cierto, la edad en la que muchos de nosotros inadvertidamente cambiamos nuestra atención a nuestras parejas y nos alejamos de cultivar toneladas de amistades. Debido a eso, es posible que te desvíes del ritmo de algunos amigos con los que solías estar muy cerca, ya sea que estés geográficamente separado y no tengas el ancho de banda para mantenerte en contacto, o que vivas en la misma ciudad pero no tengas el tiempo en tu agenda para socializar como antes. Pero no hay mejor momento para reconectarse con amigos de los que te hayas alejado que cuando te casas. La emoción y la emoción, más el proceso de planificación, los acercará más, y por supuesto, pasar uno de los días más importantes de su vida con ellos presentes volverá a consolidar su vínculo. Las amistades son elásticas, y usted siempre debe sentirse cómodo volviendo a conectarse con alguien que alguna vez estuvo cerca de usted Рambos se alegrarán de haberlo hecho.

Considera las bodas en las que has estado.

La “cercan√≠a” es subjetiva, por lo que es posible que tengas amigos que se sientan m√°s cerca de ti de lo que te imaginas, ¬°especialmente si has sido dama de honor para ellos! Piensa en las bodas en las que has estado y considera pedirle a esas novias que te devuelvan el favor. Es natural intercambiar las tareas de dama de honor; despu√©s de todo, si ustedes dos estaban lo suficientemente cerca para estar en su boda, entonces definitivamente est√°n cerca -adem√°s, una chica que ha pasado por el proceso de planificaci√≥n de la boda ser√° especialmente comprensiva y estar√° dispuesta a hacerlo. Aunque no te sientas s√ļper cerca en el momento en que lo pides, te acercar√°s con el tiempo, e incluso puedes dejar el d√≠a de tu boda con un nuevo mejor amigo adem√°s de tu nuevo c√≥nyuge.

Estar de acuerdo con sólo uno.

Tal vez tienes un amigo con el que haces todo y con el que hablas todos los d√≠as. Pero usted no puede pensar en un pu√Īado m√°s para a√Īadir a su lista de dama de honor y por lo tanto est√°n pensando en c√≥mo elegir a las damas de honor cuando no tiene amigos. Deja de preocuparte: Est√° bien detenerse en uno! De hecho, cada vez es m√°s popular que las novias y los novios le pidan a un amigo que sea su mano derecha el d√≠a de su boda, y tiren por la borda toda la idea de las fiestas nupciales. Porque en realidad, usted no necesita siete mujeres de pie en una fila en la parte superior del pasillo, y no necesita siete mujeres que le ayuden a planear y trabajar durante 18 meses, tampoco. No s√≥lo es una dama de honor soltera una gran opci√≥n para aquellos que son s√ļper selectivos con sus amistades, pero tambi√©n le ahorrar√° dinero, la ansiedad y el drama.

¬°O ninguno!

Para tu informaci√≥n, las damas de honor no hacen la boda. De hecho, para la mayor√≠a de nosotros, los d√≠as de nuestra boda pasan tan r√°pido que apenas podemos hablar con nuestras `camas (excepto cuando fingimos re√≠rnos con ellas para sacar fotos). Preg√ļntese por qu√© siente que necesita una dama de honor: ¬Ņes porque realmente quiere tener amigos a su lado en su gran d√≠a, o simplemente porque siente que tiene que hacerlo, seg√ļn alguna tradici√≥n que se invent√≥ hace cien a√Īos? P.D., ser dama de honor no significa que no tengas amigos. Si vas a celebrar una boda, tienes amigos, s√≥lo revisa tu lista de invitados para ver si hay pruebas. Optar por no ser dama de honor s√≥lo significa que est√°s enfocado en simplificar un poco tu boda y asegurarte de que cada invitado se sienta extra especial. Porque, s√≠, cuando usted va para ningunas damas de honor, cada clase de amigo se convierte en uno-todos echar√°n una mano aqu√≠ y all√°, y usted se sentir√° tan rodeado por el amor como las muchachas en Instagram rodando 10 damas de honor profundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *